Encuentra tu Tarjeta de Crédito
Escribe tus Ingresos Mensuales
Encuentra tu Tarjeta

¿Cómo leer el estado de cuenta de mi tarjeta de crédito?

Utilizar la tarjeta de crédito para hacer compras o movimientos en cajeros automáticos es una actividad diaria para casi todas las personas. Sin embargo, cuando llega a nuestro correo electrónico o a casa el estado de cuenta no todos están en condiciones de comprender que es lo que nos están cobrando y cuanto tenemos que pagar.

Por esta razón es que nosotros vamos a analizar bien cómo se compone un estado de cuenta de tarjeta de crédito y a su vez, explicar cómo leer estos estados de cuentas.

Antes de analizar el contenido del mismo vamos a aclarar una pregunta clave para comenzar a comprender este tema.

¿Qué es un estado de cuenta?

Podríamos decir que el estado de cuenta es un resumen de los movimientos realizados con mi tarjeta de crédito. Estas operaciones de compra están determinadas en un plazo establecido que por lo general es mensual donde se detallan las fechas, tipo operación realizada, importe de la misma, gastos asociados, seguros, comisiones y tipos de interés, entre otros.

En pocas palabras, es un resumen de las operaciones y costos asociados a mi tarjeta de crédito en un período determinado

Estado de cuenta de mi tarjeta de credito

¿Qué datos contiene el estado de cuenta de mi tarjeta de crédito?

Ahora bien, vamos a desmenuzar el contenido del estado de cuenta. Si cada banco tiene un formato diferente, el contenido es similar en todos.

Datos del cliente y del banco

En primer lugar tenemos que decir que el estado de cuenta llega a nombre del titular de la tarjeta con sus datos personales y número del plástico, aunque incluye también todos los movimientos realizados por los plásticos adicionales, aunque deben aparecer por separado.

En la parte superior del estado de cuenta se detallan el banco emisor y el tipo de tarjeta de crédito así como un dato relevante y que debemos tener presente siempre, el período que abarcan las operaciones realizadas y que se incluyen, además de la fecha de corte.

Importes a pagar y formas de pago

Aquí se reflejan datos muy importantes. En primer lugar aparecen los importes que tenemos que abonar y las modalidades para hacer.

El término que suele destacarse es la fecha límite para realizar el pago, dato fundamental porque pasado el límite establecido ingresaremos en estado moroso frente al banco y no sólo que comenzarán a correr intereses por este incumplimiento, sino que mancharemos nuestro historial crediticio en caso de continuar en esta situación.


Ahora bien, prestemos atención porque aparecen los datos más jugosos. A continuación nos hacen un detalle de las diferentes alternativas e importes para cancelar el estado de cuenta de mi tarjeta de crédito de otra manera.

  • Pago Mínimo: en primer lugar los bancos suelen distinguir fuertemente el importe del pago mínimo asignado a mi tarjeta de crédito. Al banco le interesa esta alternativa, porque refinancia la deuda a tasas muy altas y nos mantiene cautivos por varios años de esta forma, a medida que la deuda se siga incrementando.
  • Pago para no generar intereses: es monto que nos conviene, pero es el más alto. Significa cancelar la totalidad de mi estado de cuenta, sin dejar deudas que generen intereses. El el importe “totalero”, el buen tarjetahabiente es el que abona cada mes.
  • Pago mínimo + meses sin intereses: un verdadero dolor de cabezas. Pagar sólo una pequeña porción y además hacer compras que nos signifiquen una deuda por varios meses que tal vez no podamos tampoco pagar a término no se recomienda. Es una alternativa que debemos descartar pero que existen en los estados de cuenta.

Tipos de intereses y Costo Anual Total (CAT) que aplican

El estado de cuenta de la tarjeta de crédito incluye los intereses por la financiación de las compras y las tasas de interés vigentes para la falta de pago del mismo. Es decir, son gastos que conlleva tener un plástico y que están vinculados a su uso y obligaciones asociadas.

  • Tasa de interés ordinaria: es el porcentual asignado a la financiación
  • Tasa de interés moratoria: es el porcentual que se aplica en caso de “no pago”
  • Tasa promocional: algunos bancos aplican una tasa especial fija
  • Costo Anual Total (CAT): Es el porcentual final que incluye intereses, comisiones y demás gastos

Saldos y límites

Las tarjetas de crédito tienen montos máximos asignados según el tipo de cliente y de tarjeta. Para ello, el banco describe en mi estado de cuenta el saldo anterior y los límites que tengo disponible para realizar disposiciones en cajeros automáticos. También nos detalla los intereses asociados y el IVA, como también los descuentos que tenemos asignados para llegar a un total.

Aquí también tiene que aparecer de forma clara el límite de crédito y el disponible.

Cuantas más compras tengamos a meses con o sin intereses, los límites van disminuyendo, porque nuestra capacidad de compra se achica.

Consumos

El banco tiene que reflejar en el estado de cuenta todas las operaciones realizadas con la tarjeta de crédito, y deben estar reflejadas por fecha y por tarjeta (titular y adicionales).

Estas operaciones tienen que reflejar estos datos: fecha, número de comprobante, establecimiento comercial donde se hizo la compra, importe, moneda de la operación (pesos, dólares) en caso de mensualidades suelen aparecer número y total de la financiación, es decir si pagamos la primera de seis sería 1/6.

Palabras claves dentro de un estado de cuenta

  • Fecha de cierre
  • Fecha de corte
  • Saldo actual
  • Forma de pago
  • Pago mínimo
  • Pago total
  • Tasa de intereses
  • Mensualidades sin intereses
  • Costo Anual Total

¿Donde pago el estado de cuenta de mi tarjeta de crédito?

A la hora de pagar mi estado de cuenta, en la actualidad los bancos han ampliado la opción de lugares donde poder cancelarlo. Las alternativas son varias y puedes elegir la que más te conviene, pero recuerda algunas tarjetas de crédito cuando se contratan se estipula en el contrato la forma de pago.

  • Débito en cuenta bancaria: Cada mes, el banco nos debitará de la cuenta el importe establecido en el estado de cuenta. Recuerda tener el saldo suficiente para que puedan efectuar el descuento.
  • En efectivo en ventanilla: Puedes ir a la sucursal bancaria con el dinero y cancelar el  importe ya sea en efectivo o cheque.
  • Corresponsal bancario: Tiendas, farmacias, etc, que tienen acuerdos con los bancos permiten el pago en las cajas de tu tarjeta.
  • Por Internet: Las webs de las instituciones financieras permiten los pagos online. Para ello deberás tener el servicio activo con usuario y contraseña habilitado.
  • Por teléfono: Debes llamar a la línea que dispone cada banco y seleccionar la opción de pago de tarjeta de crédito. Allí te pedirán datos para autenticar tu identidad.

¿Cómo pago mi estado de cuenta?

Puedes realizar los pagos de tu estado de cuenta con:

  • Efectivo
  • Cheques
  • Ordenes de Transferencias de fondos
  • Domiciliación

Recuerda que algunas modalidades de pago exigen completar un formato de cargo recurrente.

¿Cada cuánto me tiene que enviar el banco mi estado de cuenta?

Todos los meses el banco debe enviarte a tu casa el estado de cuenta para que puedas controlar los gastos realizados y así poder pagarlo. El formato en papel sigue siendo el elegido por todos, pero poco a poco vamos camino al resumen online, donde podemos verlo las 24hs, los 365 días del año, sin necesidad de imprimirlo.

Ventajas del estado de cuenta online

  • Los puedes consultar y/o descargar todas las veces que quieras
  • Es seguro ya que accedes con usuario y contraseña que sólo tu conoces
  • Sólo necesitas tu dispositivo de seguridad (token)
  • No tiene costo

Deja un Comentario