Créditos revolventes

El mercado de la financiación ofrece diferentes productos para conseguir dinero. Una de estas alternativas puede ser a través de un crédito revolvente, disponibles para personas como también para Pymes.

¿Qué es crédito revolvente?

Los créditos revolventes son una opción que ofrecen los bancos a algunos de sus clientes.

Se trata básicamente de una línea de crédito, o monto de dinero, que pone a disposición de un cliente para efectuar compras.

El gancho o ventaja que suelen decirnos sobre estos préstamos revolventes es que al finalizar de cada periodo de pago, se renueva el importe disponible de la línea de préstamo revolvente.

Además, el crédito revolvente puede o no estar sujeto a una fecha específica de vencimiento y generalmente no tiene asociada una cuota a devolver de forma mensual.

creditos revolventes

Recuerda que un crédito revolvente se puede utilizar una y otra vez, siempre y cuando no se rebase la línea de crédito contratada.

Ventajas y desventajas del crédito revolvente

Entre las ventajas del financiamiento revolvente podemos destacar lo siguiente:

  • Máxima flexibilidad
  • Mientras no uses el dinero, puedes no pagar intereses
  • Rapidez a la hora de conseguir dinero para utilizarlo

En cuanto a las desventajas de un préstamo revolving te recomendamos tener ciertos cuidados porque:

  • Tasas de interés altas las cuales varían en función de la cantidad que utilicemos
  • Endeudamiento continuo. Es un producto para utilizar frente a determinados imprevistos, pero no para gastos habituales.

¿Qué es una línea de crédito?

Una linea revolvente es una suma de dinero que una institución financiera ofrece al usuario de una cuenta corriente, para que utilice cuando necesita fondos para darle un destino.

La línea de crédito representa un crédito permanente para ser usado en cualquier momento. Pero, tiene que cubrirse en los plazos que se indiquen en el contrato de crédito revolvente.

En una línea de crédito revolvente, el pago de intereses es sobre el monto que se haya utilizado, aunque pueden existir costos asociados como comisiones por su utilización.

Requisitos para obtener un crédito revolvente

A la hora de firmar un contrato de linea de crédito revolvente, las instituciones financieras requieren de la presentación de documentación.

Cada banco tiene sus propios requisitos para acceder al fondo revolvente, pero por lo general solicitan esto:

  • Disponible para personas físicas, personas físicas con actividad empresarial y personas morales.
  • Tener entre 18 y 64 años y 11 meses de edad
  • Contar con un buen Historial Crediticio

Documentación para Personas Físicas:

  • Solicitud de crédito con autorización de consulta a Buró de Crédito
  • Identificación Oficial Vigente
  • CURP
  • Formato de Declaración Patrimonial
  • Residencia permanente en caso de ser extranjero y formato FM2 o FM3
  • Recibos de Nómina y estado de cuenta donde se reflejen los ingresos depositados
  • Comprobante de Domicilio vigente
  • Acta de matrimonio

Documentación adicional para Personas Físicas con Actividad Empresarial:

  • Declaraciones anuales de los últimos ejercicios fiscales y estados de cuenta donde se reflejen los ingresos depositados
  • Cédula de Identificación Fiscal

¿Cómo funciona un crédito revolvente?

Si te preguntas que contratar crédito revolvente y no revolvente, ¿qué me conviene? Tienes que analizar que una línea de crédito revolvente es una alternativa, no una opción para utilizar constantemente.

Este es un crédito renovable donde tienes una cantidad de dinero disponible para utilizar cuando lo necesites.

Para las pymes, es una alternativa de crédito para capital de trabajo en caso de necesitar liquidez, ya que puedes disponer de ese dinero de forma parcial o en su totalidad en cualquier momento.

Tendrás siempre un dinero disponible y podrás ir retirando pequeños importes o retirar la totalidad del crédito.

Recuerda que a medida que vayas retirando los fondos deberás ir devolviendo y una vez devuelto volverás a disponer otra vez de este importe.

Significado de revolvente

Cuando hablamos de revolvente, nos referimos a la posibilidad de volver a utilizar el dinero que tenemos a disposición.

Se trata de créditos rotativos para utilizarlo cuando lo necesites. Por ejemplo, tienes la posibilidad de conseguir un crédito revolvente para el ciclo productivo.

La clave de este tipo de producto es que pagas lo que utilizas y a medida que cancelas esa deuda, puedes volver a utilizar ese monto nuevamente.

Recuerda que cuando contratas un producto de este tipo, tiene que quedar plasmado en un formato de contrato de crédito revolvente donde consten las condiciones del mismo.

¿Qué es un crédito no revolvente?

Un crédito no revolvente es lo que comúnmente conocemos como préstamos personales a plazo, es decir, cuando pedimos dinero y nos comprometemos a devolver el capital solicitado, más los intereses correspondientes.

Esto se paga a un plazo establecido, por lo que en el préstamo no revolvente no pueden modificarse esos aspectos.

Diferencia entre crédito simple y revolvente

Si hablamos de la definición de crédito no revolvente, podemos decir que es un préstamo común. Es decir que es un préstamo simple.

Los préstamos no revolventes para libre disponibilidad también tienen sus obligaciones, ya sea para ser usado una sola vez o varias veces durante el plazo establecido.

Se trata de créditos a mediano y largo plazo donde el pago se hace mediante cuotas de manera mensual.

Sin embargo, un crédito revolvente: ofrece una linea de crédito reinstalable donde puedes volver a disponer de los fondos una vez que se haya cubierto su totalidad o de forma parcial.

Diferencia entre crédito y financiamiento

Si bien puede parecer lo mismo, existen algunas diferencias entre ambas opciones. El crédito, por ejemplo, es a corto plazo, mientras que el financiamiento suele ser a mediano o largo palzo.

También tiene que ver con los montos prestados, los créditos son por menos cantidad de dinero, mientras que el financiamiento es para conseguir fondos más importantes.

Diferencia entre linea de crédito y tarjeta de crédito

Una línea de crédito básicamente la autorización de fondos de parte de una institución financiera a una persona física o una empresa para que disponga de efectivo revolvente (o no), para que utilice en casos puntuales.

En el caso de una cuenta revolvente utilizará el dinero disponible y pagará intereses por los montos utilizados. A su vez, poder volver a utilizarlo una vez cancele esa deuda.

El fondo revolvente está autorizado para ser utilizada hasta el límite establecido.

Por su parte, una tarjeta de crédito es un medio de pago que se tiene para utilizar para la compra de bienes o también es una forma de financiación.

Muchas veces cuando hablamos de tarjetas de crédito escuchamos términos como saldo revolvente, o préstamo revolving. Es importante tener cuidado con su utilización.

Con una tarjeta de crédito, también podemos pedir un adelanto. Pero su utilización es recomendable como medio de pago, ya que sus costos asociados lo transforman en una opción de financiación muy cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consúltanos Solicitar Préstamo
facebook chat